top of page

EN TIEMPOS DE BELTANE

Actualizado: 24 may 2022



Siempre he pensado y seguiré pensando que la mejor forma para conocer la magia es transitar una rueda del año de principio a fin; cuando nos reconocemos en los cambios de la tierra podemos aprender cuándo es el mejor momento para realizar magia, cuándo entramos en crisis y cuándo encontramos la fuerza en nosotros y gracias a que vemos todo esto el equilibrio se hace presente al sabernos vulnerables, fuertes y equilibrados ya que podemos regresar al elemento que nos fortalece, cuando lo necesitamos.


En una rueda del año aprendemos a sentir los cambios físicos y mentales que nos llevan a equilibrar nuestra espiritualidad, que nos hacen reconocernos como un todo y que nos permiten transitar en evolución por las ruedas o los años que siguen, es decir, no volvemos a tropezar con la misma piedra, aprendemos de nuestro tránsito y entendemos en qué momento fluir con la energía.


Beltane es un punto de la rueda en el que se encuentra presente la fase de la Diosa amante y esta fase está sostenida por dos elementos o puntos cardinales que son el fuego y el agua.

El fuego que nos hace tomar acción, que representa la energía masculina, que nos lanza con fuerza a realizar y a ejecutar y que nos muestra la pasión que nos hace tener esta acción.

El agua que nos muestra nuestras emociones, que nos refleja los sentimientos a través de las acciones, que nos limpia y nos sana de todo lo que nos juzgamos y nos reclamamos.

Y así la fuerza del arquetipo de la Diosa une estas cualidades para mostrarnos la voluntad, así somos de fuertes cuando amamos algo, así somos de decididos cuando algo nos apasiona y lo queremos llevar a cabo, la amante se hace presente en esa fuerza de nuestras entrañas que nos arraiga para actuar, esa es la amante, esa es la cara que necesitamos entender y tener presente en toda y todas nuestras ruedas del año.


Aunque también necesitamos tener esa misma pasión para descansar y recuperarnos de toda la acción y en el momento oscuro de la rueda es cuando bajamos ese ritmo y entra otra fase, pero eso ya lo veremos más adelante en el espejo de Beltane que es Samhain.


La festividad de Beltane está muy presente en la isla de Britania, Beltane significa fuego de Bel y esta noche está dedicada en algunas regiones de la Isla al dios Belenos, el Dios resplandeciente, el Dios de la sanación. En esta noche se encienden grandes fuegos en honor a esta Divinidad y también es la noche en la que se acostumbraba recibir el verano celta, la época de la luz de la rueda del año que seguían estos ancestros y aún en estas fechas se encienden estos fuegos de Beltane para pedir a los Dioses sanación y protección, estas grandes hogueras en las que se danza alrededor, en las que se hace magia con su luz, en las que se sana con su calor y a las que se le pide guía y visión.

Y regresando un poquito a Samhain, este punto en el que nos encontramos de Beltane, es un punto en el que la luz que está en la tierra nos equilibra con la sombra de la rueda del año ya que ese espejo nos lleva a reflejarnos con la oscuridad, por eso mencionamos a Samhain porque no podemos transitar en luz sin oscuridad y en oscuridad sin luz.

Estas dos fechas Samhain y Beltane son importantes ya que abren dos grandes portales y me refiero a que en estas fechas se devela el velo entre los mundos.

¿Pero qué significa eso de que se devela el velo entre los mundos y que se abren los portales?

Bueno, hablemos un poco de la dimensión en la que nos encontramos; estamos en la tercera dimensión y aquí es donde materializamos todo, en donde tenemos necesidades y tenemos que adaptarnos a vivir, cuando nos empezamos a adentrar en el mundo mágico, en descubrir la energía sutil y en aprender qué más hay aparte de este mundo tridimensional, nuestra conciencia abarca el sentido de la existencia de otras dimensiones y es por esto que podemos hablar de otros mundos, densidades, realidades y energías, además de esta que conocemos.

Así es que en estos momentos de la tierra en Samhain y Beltane se abren estas realidades a nuestros sentidos y podemos tener contacto con lo que hay en esas otras realidades sutiles y mágicas.


En la fase de Samhain se devela el velo entre los mundos que abre el portal para tener conexión con nuestros ancestros y en Beltane el velo que se abre nos muestra el portal que nos mantiene en contacto con los seres elementales o la cuarta dimensión.


Trabajar con la energía de Beltane nos hace consientes de nuestra fuerza ya que en esta fase se encuentra presente el fuego de la divinidad; cada vez que sale el sol todo vive, la fuerza del elemento fuego nos lleva a realizar todo lo que queremos, nos hace ser co creadores de nuestra propia vida.


El fuego está presente en nuestro cuerpo en las vísceras en los jugos gástricos, el plexo solar, ahí es donde nos surge la fuerza de llevar a cabo, la voluntad, ahí es desde donde la Diosa amante se levanta para hacerse presente.


Esta Diosa amante de Beltane que nos muestra nuestro amor incondicional hacia nosotros mismos y cuando no sentimos presente esa voluntad, lo ideal es conectar nuestros sentidos al nuestro amor incondicional propio a nuestro amor por vivir y por ser nosotros mismos, a nuestro amor por nuestro cuerpo que es lo único que tenemos completamente nuestro y con esto despertamos nuestro poder personal, despertamos a la Amante que está en nuestro fuego, en nuestra voluntad.


Ese poder personal que nos hace despertarnos todos los días con la fuerza del sol que todo aviva y que todo hace realidad.


La amante, nos enseña a tener pasión por la vida y con esa pasión la capacidad de poder realizar todo lo que nos gusta hacer, esta Diosa amante esta presente en todas las fases de la Diosa recordemos un poco.


La Diosa doncella es la fase que nos lleva a despertar la curiosidad por vivir


La Diosa amante es la que nos enseña la pasión por vivir, eso que nos gusta eso que descubrimos con nuestra curiosidad, es la voluntad.

La Diosa madre es la que nos da la fuerza y el sostén para que lo que estamos llevando a cabo esté alimentado y siga creciendo


La Diosa anciana es la que tiene el conocimiento de todas las demás fases porque ya ha pasado por ellas, es la bruja que nos lleva a crear nuestra realidad como queremos que sea.


Recordemos que la definición de magia es: la capacidad que tenemos los seres humanos de crear nuestra realidad a voluntad.


Pero la Diosa amante está presente en todas las fases ya que sin voluntad no podríamos llevar nada cabo.

Así que Beltane una gran inspiración para regresar a hacer un poco de introspección y enfrentarnos una vez más con nuestra sombra, para tener la seguridad de que estamos trabajando como queremos, para saber y entender lo que realmente nos apasiona y lo que realmente nos hace felices.


Beltane es la mitad de la rueda, es la mitad de nuestro camino por este andar y lo ideal es detenernos un poco a observar que nos hayamos celebrado todos los logros y desechado todo lo que no estaba sirviendo, es regresar de vuelta al corazón para tener conciencia desde ahí de que lo estamos haciendo es lo que queremos y no una inercia del flujo de una rueda sin sentido.


Beltane es nuestro motor y es nuestro respiro para seguir en este gran camino.

Bendiciones de Beltane para todos.


Como era en tiempos ancestrales es hoy y así será

Ereshkigaleren




78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

IMBOLC

La Befana

Comments


bottom of page